Esta tecnología, también llamada volatilización in situ, es utilizada en ocasiones en combinación con sistemas de vacío, tanto para la remediación de la zona no saturada como de la saturada.

Resulta particularmente eficiente cuando las tecnologías de extracción por vacío están limitadas por la presencia de contaminantes de baja tensión de vapor y volatilidad.

Para más información:

margot.bertol@geodatargentina.com.ar